Regístrate hoy y recibe $10 para tu primera reserva

Educación Online vs Educación Presencial

Escoger qué tipo de educación necesitas puede llegar a ser complicado. En los últimos años, el sector educativo ha sufrido cambios irrevocables que en décadas anteriores hubieran sido impensables. Nadie pudiera haber previsto las innovaciones en el campo de la formación sobretodo gracias a la implantación de las nuevas tecnologías. 

Las opciones son infinitas pero no todas se pueden aplicar a todos los perfiles de estudiantes. Por esta razón, en este artículo vamos a enumerar las diversas ventajas y desventajas de cada tipo de educación para que cada uno escoja la opción más adecuada a sus necesidades. 

 

Ventajas de la educación a distancia

 

  • Flexibilidad. La educación a distancia permite acceder a las clases cuando quieras y de acuerdo a la disponibilidad de tus horarios. El calendario permite que el estudiante pueda crearse un plan de estudios propio y teniendo en mente sus necesidades. 
  • Comodidad. Si no hay necesidad de desplazamientos en vano el estudiante puede crear en su propia casa un espacio cómodo y relajado donde poder concentrarse. El aula de estudio ya no es un factor externo fuera de nuestro alcance. Está en nuestras manos hacer de un espacio nuestro lugar de estudio acogedor y sin distracciones. 
  • Personalización del aprendizaje. En la mayoría de los casos, la formación se lleva a cabo en grupos reducidos o a nivel individual. Este método, cada vez más popular, permite al profesor conocer en profundidad las virtudes y los defectos de sus alumnos para sacar el máximo provecho de las lecciones. Los estudiantes marcan el ritmo y cuentan con un espacio más abierto a la interacción y al feedback.  
  • Amplia oferta de cursos. Las plataformas de aprendizaje a distancia ofrecen un amplio y diverso número de cursos para todo tipo de disciplinas. También hay formaciones para todo tipo de niveles académicos desde universitarios hasta estudiantes de instituto. Es posible estudiar una carrera a distancia o reforzar una asignatura complicada. Además, también cuentan con metodologías adaptadas a todo tipo de necesidades.  
  • Accesible desde cualquier lugar. La educación online no exige la presencia física del estudiante en una aula. Siempre que se cuente con una buena conexión a Internet, la clase puede suceder desde cualquier lugar del mundo. Es una característica que ofrece libertad y flexibilidad al alumno que quiera viajar o deba compaginar varios aspectos de su vida personal. 
  • Acceso a material didáctico desde cualquier momento y lugar. Los recursos didácticos de las lecciones están disponibles para consultarlos desde dónde quieras cuando quieras. Su ubicuidad permite acceder a ellos siempre que sea necesario. 
  • Ahorro tiempo y dinero. En la educación presencial el estudiante debe estar presente en el aula para la lección. Por tanto debe desplazarse de un sitio a otro y esto cuesta tiempo y dinero. En la educación a distancia estos gastos desaparecen y no hay necesidad de desperdiciar recursos

 

 

Desventajas de la educación a distancia

 

  • Es necesario un compromiso elevado, autodisciplina y motivación. Hay estudiantes que sin una estructura predeterminada encuentran muy difícil aplicarse al estudio. La autodisciplina se puede aprender pero hay alumnos que la poseen con más naturalidad. Estudiar por Internet implica estar comprometido con la tarea y no perder el interés y las ganas de trabajar. 
  • Necesidad de material tecnológico y buena conexión a Internet. No es suficiente disponer de una libreta y un estuche. Para la formación a distancia es importante tener un ordenador con webcam, cascos (opcional) y sobretodo una buena conexión WiFi. 
  • No es aplicable a algunos campos académicos. No todas las materias pueden impartirse online. Hay asignaturas sobretodo prácticas que es mejor estudiarlas y aplicarlas de forma presencial. Sin embargo, también se pueden combinar ambas formaciones para conseguir un resultado óptimo. 
  • Mayor número de estímulos capaces de distracciones. La formación está en manos del estudiante y por tanto es de vital importancia que disponga de un lugar apropiado y lejos de cualquier distracción. A diferencia de una aula convencional preparada para la clase, el entorno virtual no es suficiente para mantener la completa concentración del alumno. Este debe acondicionar un espacio apropiado. 

Conclusión: La formación online es una alternativa eficiente e infravalorada que permite estudiar al ritmo de cada uno. Existe una flexibilidad que permite compaginar estudios con trabajo o con el tiempo libre. Todo desde la comodidad de nuestra casa. Incluso se puede aprender mientras se está viajando por la ubicuidad de este tipo de educación. 

Además, es un gran ahorro de tiempo y de dinero. No hay necesidad de pagar transporte, los cursos suelen ser mucho más asequibles y no existen fronteras geográficas. 

Busca un profesor

 

Ventajas de la educación presencial

 

  • Sensación de compañerismo y solidaridad más personal. La educación presencial a veces permite a los estudiantes sentirse más acompañados. No se enfrentan solos a los desafíos académicos y pueden afrontarlos con más confianza. 
  • Capacidad de trabajar en grupo. La educación presencial en general permite la creación de grupos de estudiantes que pueden interactuar y aprender los unos de los otros. Se crean lazos sociales que ayudan a desarrollar nuevas ideas y a estimular la creatividad. 
  • Proporciona una estructura estable y sólida. Los estudiantes a los que les falta autodisciplina es importante disponer de una estructura que no dependa de ellos y que les ofrezca estabilidad y un plan de estudios que puedan seguir.  La educación presencial obliga por tanto al alumno a asistir a unas horas determinadas y a estudiar cuando se le exige. 
  • Capacidad de poner en práctica un mayor número de conceptos. Existen disciplinas académicas en las que la formación online no es la más indicada para aprender. Campos que solo pueden aplicarse de forma presencial para absorber mejor los conceptos. 

 

 

Desventajas de la educación presencial

 

  • Rigidez de horarios. No existe la flexibilidad de la educación online para crear un calendario personal y flexible para compaginar estudios y vida personal o laboral. Una desventaja que también afecta no solo al estudiante sino también al profesor
  • Costes más altos no solo de dinero sino también de tiempo. Desplazarse como se ha comentado anteriormente implica un coste monetario adicional en un gran número de casos. Si además el aula está lejos el tiempo también es un factor decisivo para escoger. Hay que decidir si el viaje merece o no la pena. 
  • Menos recursos didácticos disponibles. La educación presencial es más limitada en cuanto a formatos educativos. Muchas veces no se pueden compartir imágenes, vídeos y foros accesibles las veinticuatro horas. Este factor limita el aprendizaje y la buena dinámica del plan de estudios. 
  • No siempre se dispone de herramientas tecnológicas necesarias. Hay campos académicos que son mejores en un entorno virtual que disponga de programas y material idóneo para las clases. A veces, las aulas no pueden proveer las herramientas indicadas para la correcta formación de disciplinas como programación o informática. 

Conclusión: La educación de toda la vida también sigue siendo una opción fuerte y eficiente, sobretodo por su capacidad de generar una estructura sólida para los estudiantes. Imparte disciplina sin la necesidad de un sobre esfuerzo del alumno. 

La elección depende mucho del tipo de alumno y sobretodo de sus necesidades. Tus clases particulares es por ejemplo una iniciativa que funciona muy bien sobretodo para ofrecer clases particulares personalizadas con un profesor presencial. 

 

 

Al final se trata de escoger el método que más se adapte a la personalidad de cada uno. Hay estudiantes que prefieren una clase particular en persona porque necesitan estructura e interacción humana directa que no pueden encontrar en el ordenador. Otros ven una oportunidad imposible de ignorar la capacidad de combinar el trabajo y la formación. 

Aún así, ambas formaciones proveen al estudiante de las herramientas necesarias para aprender. Depende del propio alumno decidir cuales son las mejores para él, las más útiles y las que mejor se adaptan a sus necesidades. 

¿Te ha gustado? Compártelo