Programas y aplicaciones para dar clases online

Las aulas virtuales nacieron con el propósito de replicar una clase en el entorno digital. Con todas las ventajas de una clase presencial y las de una clase a distancia. Con mayor flexibilidad de horario y un acceso mucho más sencillo a toda la información en internet. Las clases online existen gracias a la tecnología. Hoy en día son muchas las personas que deciden formarse en internet, desde pequeños cursos muy concretos hasta carreras universitarias completas. Por supuesto, se pueden dar clases particulares por internet de una forma muy sencilla y con mucha calidad. 

Lo único que tienes que saber es que debes tener algunos materiales tecnológicos y entender un poco de programas para dar clases online. Hace unos años parecía complicado, pero hoy con la gran oferta de software para dar clases online todo es mucho más sencillo. 

Existen varias aplicaciones para dar clases online o programas. Si bien es cierto que no todo están diseñados para dar clases, pero pueden servir para ello:

  • Skype: es uno de los servicios de videollamada más famosos. La mayor parte de los alumnos lo conocen y están familiarizados con la interfaz. Es la forma más sencilla de hacer una clase online porque todo el mundo sabe cómo funciona. Sin embargo es la que más corta se queda. Skype solo sirve para hablar con tu alumno y no podrás disfrutar de cosas que el aula virtual o el intercambio de archivos y por supuesto no podrás asegurar el pago de la clase. 
  • Hangouts: es igual que skype pero desarrollado por Google. Esto tiene la ventaja de que te aseguras que tiene una cuenta de Google y puedes acceder a utilidades como Drive, Docs o Classroom. Aún así no es un sistema integrado y puede ser un poco complicado para aquellos que no están muy puestos en la tecnología. Por supuesto, tampoco te aseguras el pago de la clase. 
  • Verbling: es una aplicación con tecnología para dar clases online específica. Está desarrollado solo para realizar clases, así que es una forma muy sencilla de darlas, las utilidades están integradas y hay una forma segura de realizar el pago de las clases. Es una de las mejores opciones para dar clase online de forma profesional, pero solo es para clases de idiomas. No podrás dar clases que sea de otras materias. 
  • Classgap: es una tecnología diseñada solo y exclusivamente para dar clases por internet. Podrás encontrar utilidades con el aula virtual, con pizarra interactiva, intercambio de documentos, compartir pantalla… Además de una forma segura de realizar los pagos, reservar las clases y planificarlas. Y este sistema si es para cualquier materia que quieras dar. Es una de las webs para dar clases online más usadas, aunque si tu alumno no lo conoce tendrás que introducirlo en él. Es sencillo de manejar, aunque tendrás que tomar un poco de tiempo par explicarlo. Aun así, puedes encontrar alumnos por medio de Classgap, ya que también sirve como forma de contacto. 

 

 

La tecnología para dar clases online

A parte del software necesario para realizar una videoconferencia existe una serie de herramientas para dar clases online. Aplicaciones, programas o complementos que hacen que sean mejor que las presenciales. 

Estar dando clase y tener acceso constante a información y poder mandarla a alumno es super importante. Puedes realizar una clase fluida y dinámica gracias a las tecnologías. Nunca más tendrás que dejar una pregunta o una duda sin resolver. 

 

Con el aula virtual podrás encontrar muchas ventajas que harán la clase mucho más rica y productiva:

  • Planificar las clases: podrás crear un calendario con todas las clases y el temario de las mismas. Además de poder reservar hora con el profesor que te guste y tener la seguridad de la clase se va a realizar. 
  • Intercambio de materiales: abandonar el papel tiene muchas ventajas, no solo ecológicas. Podrás compartir información de una forma mucho más rápida y más sencilla. Ya no hace falta que recomiendes un libro, ahora puedes mandar un PDF con las páginas que te interesen, insertar comentarios o incluso preguntas que tu alumno debe contestar dentro del mismo documento. 
  • Realizar tareas: los libros deberes y los cuadernos son cosa del pasado. Al menos en las clases particulares. Ahora puedes realizar ejercicios con el teléfono móvil. Son mucho más divertidos e incluso más enriquecedores. 
  • Abre nuevas posibilidades: encontrarte con tu alumno en un entorno digital abre la posibilidad que hacerlo de forma física impide. Si quieres realizar cosas como jugar a juegos didácticos y leer y comentar un texto que solo está en internet es mucho más sencillo hacerlo en una clase online. Imagina que quieres realizar un test al final de cada clase. Si lo hacer por medio de una aplicación que corrija la prueba en el instante es mucho más fácil que imprimirla, rellenarla a mano y corregirla. 

 

La importancia de usar un software profesional

En las clases particulares online y en otro tipo de trabajo que necesitan de un programa informático para realizarse es común cometer el error de usar software que no está diseñado para ese trabajo. 

Por ejemplo, hay programas que te pueden servir para editar fotos o hacer vídeos de una forma sencilla, pero pronto se quedan cortos. Si queremos hacerlo de una forma seria tendremos que aprender a usar programas profesionales. 

Esto no significa que sean difíciles, hay programas hechos para profesionales que son muy sencillos de manejar. Con las clases particulares pasa exactamente esto, hay programas que pueden servir para dar una clase, pero si no están diseñados para dar clase se quedarán cortos. 

Si tenemos solo un alumno, en el cual confiamos podremos dar clases por skype. Pero imagina que tenemos 5 alumnos y damos una hora de clase al día. Le pedimos a nuestro alumno que nos pague por transferencia y a varios de ellos se les olvida pagar, le dices que no se preocupen, que lo hagan al día siguiente y por el ajetreo del resto de las clases y el resto de los pagos esa clase queda en el olvido. 

Empieza a dar clases de forma profesional

 

Si quieres ser mínimamente profesional tienes que tener un control de los pagos de los alumnos y de las clases que das. Un sitio donde tengas un calendario con todas las clases. Dar clases por classgap es una buena opción. 

Además, hay muchos alumnos que no se fían de contratar profesores online, si decides dar clase por medio de una videoconferencia normal generas mucha menos confianza. Demuestra que eres un profesor online profesional y de confianza usando programas para profesores.