10 consejos para dar una clase online

Imagina poder trabajar todos los días una hora sin salir de casa y sin moverte del escritorio. Pudiendo enseñar sobre aquello que más te gusta a gente de todo el mundo. Puede que las clases online ya te hayan seducido o puede que esté a punto de hacerlo.

Todo lo necesario para ser profe online

Sea cual sea tu caso hoy queremos darte diez consejos imprescindibles para dar clases online:

  • Registrate en alguna plataforma: a diferencia de las clases presenciales es muy difícil encontrar un profesor online por recomendación de alguien o porque lo haya visto en un cartel. Usa plataformas de profesores online para encontrar alumnos. 
  • Materiales: usa un PC adecuado, una buena cámara y un buen micrófono. Aunque la mayoría de los que viene de fabricación son útiles, si quieres hacerlo más profesional invierte algo de dinero
  • Imagen: cuida mucho la imagen, es tu carta de presentación. Atento a lo que tienes detrás ordena todo lo que se pueda ver dentro de la imagen. Mira siempre a la cámara y que esta esté a la altura de tus ojos. 
  • Luz: es casi más importante que una buena imagen. Por mucho que inviertas en una buena cámara, si luego tienes luz que se queda a la espalda no tienes nada que hacer. Se te verá mal. Intenta que la luz te ilumine de frente siempre. 
  • Sonido: es incluso más importante que la imagen. Si este falla o es de mala calidad no se podrá dar la clase. Invierte en un micro que recoja bien el sonido o que al menos te lo puedas colocar cerca de la boca. 
  • Conexión: esto es algo fundamental. Sin una buena conexión a internet no podremos dar clase. Algo más importante que la velocidad es la constancia, así que intenta ponerte cerca de la antena de Wifi o conecta el PC con el cable. 
  • Prueba antes: realiza varias pruebas antes de las clases con algún amigo. Hazlo desde el sitio desde el que vas dar las clases para comprobar que todo se ve bien, que todo se escucha bien y que la conexión es correcta. Aunque no lo hagas el mismo día que tienes clase, pero así luego no tendrás problemas.
  • Vestimenta: aunque impartas clase desde casa cuida la forma de vestir. Vístete como si fueras a dar clase de forma presencial. Así tu alumno se tomará la clase mucho más en serio y generarás mucha más confianza.
  • Planifica: es algo esencial para cualquier clase que des, planifica los contenidos y si puedes hacerlo desde alguna plataforma online mucho mejor. 
  • Usa los recursos: internet tiene muchas herramientas para dar clases online. Aulas virtuales, documentos en línea, nubes, juegos. Úsalos en tus clases, ser profesor por Skype puede estar bien pero no te ofrece este tipo de utilidades.

 

Las ventajas de dar clases online

Ser profesor online es una de la grandes profesiones del futuro. Son muchos los profesionales de la docencia que aseguran que en un futuro muy lejano habrá asignaturas completas que solo se enseñarán por internet.

Si lo piensas bien, para recibir una clase magistral o para determinadas clases no hace falta que te desplaces. Hay muchísima gente que se gradúa a distancia en formación universitaria. ¿Por qué las clases particulares tienen que ser distintas?

  • Podrás dar clase cuando quieras: si ves las clases particulares como un trabajo extra, plantearlas online es lo mejor. Podrás adaptarlas a tu horario disponible e incluso dar varias en una misma tarde. Al no tener que desplazarte puedes dar clase en vez de estar en el transporte público. 
  • Más asequibles, más alumnos: no hace falta que a penas inviertas dinero para dar clases online, puedes hacerlo desde casa sin ningún tipo de coste. Por lo tanto son más baratas esto implica que habrá más alumnos interesados. Cada día las cifras de alumnos que demandan aumentan cada año. 
  • Clases de todo tipo: cuando das clases por internet puede encontrar alumnos de todo el mundo por lo tanto el mercado es mucho más grande. Si das clases de alguna materia extraña es muy probable que encuentres al alumno que estás buscando. 
  • Ofrece flexibilidad: para dar una clase online no hace falta que uses tanto tiempo. Por lo tanto puedes cambiar los horarios si hace falta o personalizar mucho más las clases.
  • Mejores materiales: aunque las clases sean presenciales hoy se usa muchísimo material digital y muchos profesores no se imaginan dar clases sin un ordenador. Con una clase online ya estás delante de la pantalla, es muchísimo más cómodo pasar ejercicios o materiales interactivos. 
  • Seguimiento de resultados más efectivos: puedes tener un registro de todos los ejercicios online que hacéis y hacer un seguimiento de las evaluaciones. Si creas una tabla podrás crear gráficos y ver a simple vista la evolución general. 

Aunque lo más importante es formar parte del entorno digital. Cada vez estamos más acostumbrados a hacerlo todo de forma digital y las clases particulares no son una excepción. Miles de personas buscan a sus profesores por internet y cada vez más prefieren estudiar sin alejarse de la pantalla. Facilita las cosas, ofrece clases online y será el profesor perfecto.