Dar una clase online con éxito

Dar clases online está de moda. Gracias a que cada vez la tecnología es mejor y se pueden hacer conexiones de calidad sin mucha dificultad e inversión. Aunque hay personas que no estén convencidas hay una serie de ventajas que son el motivo por el cual están triunfando.

  • No se pierde tiempo ni dinero en desplazamientos.
  • Suelen tener un precio más asequible
  • Se puede impartir más clases en el mismo día
  • Puedes crear un gran producto educativo sin apenas inversión
  • Pueden hacerse clases a nivel internacional sin importar la distancia que los separa

Con este tipo de ventajas ¿cómo es que hay quien prefiere las clases de forma presencial? Las clases presenciales tienen otras ventajas, hay materias o alumnos que requieren la presencia física para aprender mejor. Las clases presenciales y online son perfectamente compatibles y depende de la materia que te interese o de los objetivos que tengas te convendrá más una u otra.

 

¿Por qué dar clases online?

A parte de las ventajas más útiles hay una serie de cosas que están cambiando en el mundo de la educación y está claro que estamos avanzando hacia una época en la que educar online es algo imprescindible. 

Toda la información que necesitamos está en internet, muchísimas personas aprenden de forma autodidacta sobre miles de temas. Sin ayuda de nadie, leyendo textos, viendo vídeo o escuchando podcasts. 

 

Conviértete en profesor ahora

 

Esto presenta un problema, puede que esta formación sea incompleta o mala si no está guiada por un experto. Cada vez más los profesores avanzan hacían el papel de guía u orientador y no tiene sentido hacerlo fuera del ordenador. 

Si queremos enseñar a personas que se están formando en internet tenemos que estar ahí. Tenemos que aprender a movernos en el entorno online. Sea de la forma que sea, si no somos capaces de dar una clase online al menos tenemo que ser capaces generar contenido para que nuestros alumnos aprendan de forma digital. 

Quizás ahora mismo haya muchos profesores dando clases de forma presencial y esto es algo que nunca se acabará. Pero piensa a largo plazo, es bastante probable que haya muchas materias, como dar clases de inglés online, que se impartan por videoconferencia. 

No te quedes atrás y piensa en el futuro, quizás si lo haces ahora te diferencies del resto de profesores. Hay muchos alumnos perdiendo tiempo en desplazamientos y sacándole menos rendimiento a sus clases porque aún no conocen a un buen profesor online, se tú el primero. 

 

 

Como comunicarse por videoconferencia

Uno de los motivos por los cuales existe esta resistencia es porque mucha gente no sabe comunicarse por videoconferencia. Es normal, es un tipo de tecnología relativamente nueva que no está presente en la vida de muchas personas. 

Si alguna vez hemos hecho una habremos notado que puede llegar a ser difícil comunicarse debido a problemas como la conexión o el llamado ‘desfase’. Estos son algunos trucos para comunicarse de forma eficaz por vídeo:

  • Colocación: como su propio nombre indica, la mitad de la importancia de una videollamada es el vídeo. Intenta que la altura de la cámara quede a la altura de los ojos (usa un soporte o libros)
  • Luz: intenta que la habitación y sobre todo tu rostro esté bien iluminada. Evita las sombras en la cara. 
  • Micrófono: por poco dinero puedes conseguir un micrófono decente. Nunca uses el del PC. Evita ruidos de fuera, cierra puertas y ventanas.
  • Prueba antes: sea cual sea la herramienta que uses, haz varias pruebas antes de la clase para aprender cómo funciona y los errores comunes. 
  • Evita interrupciones: Puede que estés con alguien más en casa (personas o mascotas), intenta que nadie interrumpa la clase. 
  • Vístete adecuadamente: usa la ropa que usarías para ir a una clase presencial. Y hazlo completo. Puede que en medio de la clase tengas que ponerte de pie. Además muchos expertos aseguran que vestirte como si fuera a salir a la calle ayuda psicológicamente a los que trabajan desde casa. 
  • Mira siempre a la cámara: no a la pantalla y mucho menos mires a otra cosa que esté lejos eso va a dar una sensación de distancia que en una clase online es muy molesta. 
  • Espera antes de responder: el audio puede que llegue con unos segundos de retraso, así que lo mejor que puedes hacer esperar un poco antes de contestar. Intenta dejar claro que has acabado de hablar en cada intervención. No hace falta que diga ‘ya he acabado’, puedes usar preguntas como ‘¿lo has entendido?’ o ‘¿me has escuchado bien?’. Asegurate siempre de que el interlocutor ha recibido el mensaje. 
  • Conexión: hoy en día casi todo el mundo puede acceder a una buena conexión a internet. Pero si usas Wifi es probable que falle, si puedes conectar el cable de internet es mucho mejor.

 

Descubre cómo funciona Classgap

 

El aula virtual

Las clases online tienen que cumplir con dos requisitos, el primero es ofrecer una gran calidad de vídeo y audio para simular una conversación presencia, el segundo es una serie de herramientas virtuales y tecnológicas que las conviertan en algo más interesante. 

El aula virtual hará que las clases particulares puede que sean más productivas que las presenciales. ¿Cómo puedo crear una clase particular adaptada a las tecnologías?

  • Pizarra interactiva: puedes dibujar, crear formas, jugar con los colores… Puedes hacerlo de la misma forma que en un papel, pero quizás con algo más de precisión. 
  • Documentos interactivos: es uno de los motivos por los cuales las clases particulares online funcionan tan bien. No solo puedes compartir documentos online, sino que puedes modificarlos y corregirlos mientras la otra persona que está al otro lado lo ve.
  • Test virtuales: realizar un examen online es algo que puede ser hasta más rápido que escrito. Con el aula virtual puedes hacerlos y corregirlos en un momento. 
  • Comparte archivos: ¿cuántas veces le has recomendado un vídeo, un libro o un texto y se ha quedado en el olvido? Ahora puedes subir enlaces y dejarlos ahí para consultarlo cuando lo necesitemos. 
  • Calendario: a veces, cuando comparamos la agenda de un alumno con la de un profesor no tiene nada que ver. Hay deberes que no se apuntan, clases que se olvidan y exámenes que aparecen de sorpresa (aunque llevarán mucho tiempo programados). Con el calendario online compartido olvídate de agendas descoordinadas.
  • Planifica una clase: ‘¿qué tocaba hoy?’ es una pregunta que tanto alumno como profesores temen. No hay nada más peligroso que una clase mal planificada, hazlo online y compártela.

Mejora la comunicación: todo lo que tengas que notificar a tus alumnos hazlo por medio del aula virtual, muchas veces las conversaciones de Whatsapp se camuflan entre otras más interesantes, si lo haces de una forma formal no habrá confusión. 

 

Materiales para clases online 

No hace falta que salgas de casa para dar clases online, pero si quieres hacerlo de la mejor manera posible tendrás que tener una serie de materiales. La tecnología consigue que la calidad de las clases por internet sea casi como una presencial, pero tienes que tenerla disponible. 

Saber que necesito para dar clases online es una duda muy frecuente. No son necesarias tantas cosas para tener el mínimo, pero si quieres dar la máxima de calidad tienes que hacer una pequeña inversión:

  • Webcam: hoy todos los ordenadores traen cámara integrada, pero la calidad de muchas de ellas no es muy buena. Por eso te recomendamos que si vas a dar muchas clases intentes comprar una webcam de calidad.
  • Micrófono: Esto es algo muy importante. Para dar clases es fundamental tener un micrófono decente y no confiar en el que viene integrado en el PC. Casi cualquier micrófono externo que esté situado cerca de la boca o la garganta será mejor que este.
  • PC: Es necesario tener un ordenador con las prestaciones suficientes. No son muchas, pero cuanto más potente sea mejor funcionarán las clases. Sobre todo evitarás que se cuelgue si inicias varios programas al mismo tiempo. 
  • Conexión: hay muchos tipo de conexión y hoy en día cualquiera de ellas sirve para hacer videollamadas, pero lo más importante es que sea fija. No confíe en la conexión inalámbrica. Es necesario conectar el cable de internet.

 

Software para las clases

Hay muchos programas que te permiten hacer videollamadas. Cuando nacieron las clases particulares online, se daban clases de forma improvisada y con una calidad dudosa. Pero el software de este tipo ha avanzado mucho y ahora hay muchos que ofrecen una gran calidad.

Programas como Skype o Hangout de Google permite realizar videollamadas con mucha calidad y tienen funcionalidades interesantes. Sin embargo tienen la desventaja de no estar diseñados para dar clase. 

Uno de los problemas más comunes es que hay alumnos que no pagan al finalizar la clase o profesores que piden el pago por adelantado y luego no asisten. Hay que confiar en alguien que no conoces de nada y esto no siempre sale bien.

Sin embargo, hay software para clases online diseñados solo para esto. Classgap es uno de los más completos y podrás asegurar el pago. El alumno realiza el pago previo y cuando la clase acaba se le hace el ingreso al profesor de forma segura. 

Además, tiene herramientas digitales como el aula virtual que los programas de videoconferencia normales no tienen. Si quieres ser profesional tienes que usar uno de estos programas, no te quedes con ser un principiante.