Regístrate hoy y recibe $10 para tu primera reserva

Gánate la vida dando clases particulares online

Emprender y montar una empresa son palabras mayores para muchas personas, sobre todo para muchos profesores que lo único que quieren es dar clases de forma regular y ganarse la vida de una forma sencilla.

Sin embargo, vivir de dar clases particulares es mucho más sencillo de lo que puedes pensar. Ha sido la salida profesional para mucha gente que se le daba bien una materia y sabía cómo enseñarla. La clave está en las clases online. 

Empieza a dar clases de forma profesional

Hay profesores que gracias a los cursos online o las clases particulares por videoconferencia han conseguido vivir de ello. Imparten entre 5 y 8 horas de clases online diarias con varios alumnos como un trabajo normal.

Cuando a un profesor particular le va bien lo normal es que piense en abrir una academia donde recibir a todos sus alumnos. Dedicarte profesionalmente a dar clases online es lo mismo pero mucho más sencillo y mucho más barato. 

Es un paso natural si crees que eres un buen profesor, no es nada complicado y solo tienes que dedicar el mismo tiempo y esfuerzo que en cualquier otro trabajo.

 

 

¿Cuáles son tus objetivos?

Es lo primero que tienes que saber cuando abrimos cualquier negocio. ¿Qué queremos conseguir? Esto es una marca ideal, puede que no la consigamos, en muchos casos es muy probable que no lo hagamos, pero si lo marcamos alto y vamos fuerte a por el objetivo es probable que obtengamos grandes resultados aunque no sean los esperados. 

Visualiza como es el profesor que quieres ser dentro de un año o dos. Y avanza con todas tus fuerzas por ser así. Hay tres preguntas fundamentales que debes hacerte:

  • ¿Cuántas horas quieres trabajar?
  • ¿Cuántos alumnos quieres tener?
  • ¿Cuántos ingresos necesitas?

Calcula las horas que quieres trabajar en total, no solo las que quieres dar clase. Al principio no tendrás muchas horas de clase, así que dedica ese tiempo en buscar alumnos. Hay muchas cosas que puedes hacer para aumentar tu presencia en internet. 

Piensa en la cantidad de alumnos a los que quieres dar clase y repártelos en esas horas de trabajo. No es lo mismo dar 30 horas semanales de clase repartidas en 10 alumnos que repartidas en 30 alumnos. El precio al que pongas tus clases variará, también variará la forma de anunciarte. Los profesores expertos prefieren menos alumnos de más calidad, que estén dispuestos a invertir más en las clases o quieran muchas horas de clase a la semana. 

Por último, haz el cálculo de cuánto dinero quieres ingresar e intentar cuadrarlo con todo lo demás. No es lo mismo querer vivir solo de dar clases que tener tu negocio como un dinero extra. Hay profesores que lo combinan con otros trabajos, todo depende de cómo de preparado te sientas para dar clases por internet. 

 

 

¿Cómo son tus alumnos?

 

A la hora de montar cualquier negocio debemos saber cómo son los usuarios que van a contratarnos. Esto los profesores particulares lo hacen de forma automática, si damos clases de matemáticas para la enseñanza secundaria, rápidamente pensando que nuestros alumnos serán adolescente a los que se les da mal las mates. 

Pero si vamos a anunciarnos en internet tenemos que ser un poco más precisos. Piensa en el nivel de estudios de nuestro alumno, las condiciones que les ha llevado a contratar clases y lo más importante qué busca en un profesor. Esto te ayudará a crear una buena estrategia para anunciarte. 

Piensa en el estudiante ideal que te contrata como profesor y ve a por él. Es muy probable que por el camino encuentres a otros muchos que también te interesen. Busca siempre la calidad porque la cantidad es solo cuestión de tiempo y constancia. 

 

Ahora eres más que un profesor

 

La inmensa mayoría de profesores que quieren montar su negocio de clases es porque son buenos dando clase. Tienen un método que sabe que funciona y son profesionales. Pero el momento en el que emprendes además de profesor tienes que tener conocimientos de cómo llevar una empresa. 

Esto es una idea que a muchos les da vértigo, pero no es tan complicado como parece. Solo tienes que manejar algunos conceptos que son básicos para tu negocio:

  • Marketing digital: son acciones que realizas dentro de internet para promocionarte. Como anuncios en buscadores, páginas clases particulares o redes sociales. Aprende qué acciones hacen las grandes empresas para conseguir clientes e intenta hacerlas a pequeña escala. Puede ser algo divertido. 
  • Posicionamiento web: haz que cuando un alumno busque a un profesor de tu materia encuentre tu anuncio fácilmente. Intenta aprender algo de posicionamiento SEO o regístrate en webs de clases particulares que tengan un buen posicionamiento.
  • Redes Sociales y presencia en internet: que todo el mundo se entere de que eres profesor online y que estás buscando alumnos. Promociónate en redes sociales, puede que tu círculo más cercano pueda ayudarte bastante. 
  • Networking: únete o crea una red con otros profesores. Busca grupos de facebook o linkedin donde haya otros profesores online que puedan ayudarte, darte ideas e incluso recomendarte a otros alumnos. 
  • Organización y planificación: un profesor profesional tiene que tener una organización perfecta. Ten un calendario actualizado y en un sitio que veas a menudo. No se te puede olvidar ninguna clase ni tener ningún material sin preparar. Usa materiales de organización como agendas o aplicaciones para smartphones. 

Tenemos que entender que ahora nuestro trabajo no es solo dar clase, también es atender a todas estas cosas. Por eso cuando decidamos cuántas horas debemos trabajar tenemos que incluir tiempo para todas estas cosas. 

 

 

Recursos

 

Para poder dedicarte profesionalmente tienes que tener una serie de materiales o recursos que den a tus clases un valor añadido. Lo primero que tenemos que hacer es preguntarnos ¿qué tengo? y después ¿qué necesito?

  • Ordenador: que tenga potencia suficiente para hacer videollamadas por internet.
  • Webcam: que tenga una buena resolución.
  • Micrófonos: cualquiera que sea externo a nuestro pc y que tenga buena calidad.
  • Iluminación: algún tipo de foco o luz que nos pueda iluminar el rostro durante la clase.
  • Software: plataformas donde dar las clases como Classgap o Skype.
  • Material educativo: juegos, ejercicios, fichas, exámenes...
  • Promociones: anuncios en plataformas de clases particulares online o en redes sociales. 

No necesitas tenerlo todo y lo mejor para empezar a dar clases online, pero si que tienes que tener el objetivo de conseguirlo. Al principio, intenta ofrecer un contenido de calidad con poca inversión y poco a poco mejora todos tus materiales. Calcula un pequeño presupuesto con el que creas que vas a sacar un gran rendimiento. 

 

Autónomos e impuestos

 

Si vas a dedicarte a dar clases tienes que estar al día con el pago de impuesto y tendrás que darte de alta como autónomo. Empieza asegurándote de que tienes suficientes alumnos como para dedicarte a esto. 

Después de las primeras semanas dando clase de forma profesional lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con alguna consultora que esté especializada en autónomos y por una mensualidad bastante económica te pueden llevar todo el papeleo. 

Pero recuerda, que si vas ser profesor de forma profesional tienes que declarar tus clases online.

 

 Presencia en internet

 

Si quieres dar clases online obviamente tienes que ser visible en internet. Tienes que estar ahí cuando un alumno busque profesores particulares de la materia. Hay tres formas de hacerlo:

  • Posicionamiento SEO: puedes crear tu página web, aprender posicionamiento SEO y escribir artículos que hagan que cuando un alumno busque tu materia en internet salga tu página en las primeras posiciones. 
  • Redes Sociales: tener unas buenas redes sociales con muchos seguidores hará que seas más conocido y que cuando alguien te necesite como profesor te tenga en mente. 
  • Plataformas de clases particulares: estas plataformas se dedican profesionalmente a dar visibilidad a los profesores. Cuando buscas clases particulares de cualquier materia siempre salen las primeras en Google y si estás en ellas seguro que te llegan muchos alumnos.

¿Cuál es la mejor opción? Todas a la vez. Tener una página web o un blog es fundamental, posicionarse en buscadores es muy complicado, pero te puede servir como carta de presentación para muchos alumnos. 

Las redes sociales son muy útiles para que mucha gente te conozca, muchos profesores cuelgan contenido interesante, como materiales que pueden ayudar a otros alumnos o experiencia, tienen muchos seguidores y esto hace que le lleguen alumnos por ese medio.

Y las plataformas de profesores como Classgap o Tusclasesparticulares.com son imprescindibles. Hoy en día tienen muchísimo tráfico de alumnos y poder estar de los primeros te asegura bastantes alumnos.