Todas las formas de aprender inglés online

Tarde o temprano todos nos tenemos que enfrentar al inglés. No podemos ir por el mundo y por la vida sin dominar el idioma más internacional. Hoy en día cualquier persona que sabe bien inglés tiene más ventaja que alguien que no. Si es una asignatura pendiente en tu vida cuanto antes lo soluciones mejor. 

Encuentra profes de inglés

No todo el mundo tiene el tiempo y el dinero para pagar a un profesor a domicilio. Por eso las clases online están de moda, aprender inglés por internet es algo que cada vez más personas están haciendo.

Cada vez más profesores, academias y profesionales están invirtiendo su dinero y esfuerzo en hacer que la gente aprenda por internet sin salir de casa, y funciona. Hoy en día estudiar inglés online es más fácil que nunca y puede que sea una de las mejores opciones. 

Cursos online de inglés

 

Los cursos online de inglés existen desde los inicios de internet. Están ahí desde el principio, porque cuando se inventó internet, una de las primeras cosas en las que se pensó es que sería una herramienta perfecta para aprender. 

Hay cientos de cursos online, muchos de ellos gratis, como Elblogdeingles.com. Estos han nacido para sustituir a los libros de texto y si tienes disciplina y los entiendes bien puede que no necesites un profesor que te guíe. 

Aún así, siempre es recomendable tener a alguien que te resuelva las dudas y te diga si lo estás haciendo bien o no. Para elegir un buen curso online hay ciertas cosas que tienes que tener en cuenta:

  • El precio: recuerda que lo barato sale caro, pero que no deben abusar. A veces, un curso gratis no está nada mal para empezar. Pero si te lo vas a tomar más en serio y estás dispuesto a pagar mira bien el nivel que promete el curso que alcanzarás y los materiales que ponen a tu disposición. 
  • Metodología: huye de recetas milagro, nadie aprende bien un idioma en poco tiempo y con pocos recursos. Los mejores cursos son aquellos que te plantean un calendario y te ponen ejercicios que hacer cada día y cada semana. Aquellos que te ayudan a cumplir objetivos, no los que te prometen que aprenderás rápido y sin esfuerzo. 
  • Quién ofrece el curso: puede que encuentres gente que tiene cursos online de inglés muy buenos y que no conoces. Pero hay instituciones como el British Council que ofrecen cursos online, si nunca has contratado un curso online es mejor que al principio lo hagas en sitios que te generen confianza. 
  • Los materiales: la calidad de un curso se mide por los recursos que pone a disposición de los estudiantes. Textos, explicaciones, ejercicios… Lo importante es que ponga a tu servicio material de calidad de una forma fácil y sencilla. 
  • El nivel y competencias: es fundamental que te fijes en qué vas a aprender cuando acabes el curso. Qué nivel vas a tener cuando finalices el curso y qué vas a saber. Hay cursos enfocados a tener una conversación o para trabajar en el extranjero, fijate bien el tipo de curso que contratas. 

 

Cursos de inglés online en vídeo

 

Al principio todos los cursos de inglés en vídeo online eran de pago. Los profesores que se atrevían a grabar sus clases y difundirlas pensaban que si los alumnos veían sus vídeos nunca contratarían sus clases. 

El tiempo ha demostrado que eso no es del todo cierto y ahora hay muchos profesores de inglés que se atreven a dar clases en Youtube. Esta opción es igual de interesante que la anterior, todo depende de como te guste aprender. Esos son algunos de los canales con más visitas:

  • Curso 123 Inglés
  • Amigos ingleses
  • Inglés americano 101
  • Alejo Lopera Inglés
  • Web inglés

Puedes seguir los mismos consejos para los cursos por escrito para saber cuál es el que más te conviene. Aunque para los cursos online tendrás que dejarte guiar por tus gustos, todo depende de si te gusta o no la forma de hablar y de explicar del profesor. La única forma es ver varios vídeos y comparar. 

Clases particulares online de inglés

 

Es sin duda la opción más completa para aprender inglés sin salir de casa. Los cursos son una buena opción, pero es complicado llevarlos a cabo sin ayuda de alguien. Sea cual sea la forma con la que vayas a aprender inglés, un profesor online es lo mínimo por lo que puedes empezar. 

La tecnología ha avanzado mucho, y hoy en día aprender inglés por videollamada es igual que hacerlo de forma presencial. En algunos casos puede ser hasta más ventajoso:

  • Clases personalizadas: para aprender inglés necesitamos un guía, alguien que nos vaya diciendo qué pasos tenemos que dar y si lo estamos haciendo correctamente. La misma receta no sirve para todo el mundo, necesitamos clases personalizadas y la única opción sin salir de casa es un profesor particular a distancia. 
  • Aula virtual completa: en Classgap podrás encontrar una serie de recursos que simulan a la perfección una clase. Pizarra virtual, la posibilidad de compartir pantalla, transferencia de archivos… Todo para que no haya forma de distinguir las clases presenciales de las online. 
  • Desde casa: se reduce el tiempo y el dinero que tienes que invertir en aprender inglés a lo mínimo. Es la forma más eficiente de aprender inglés, obtendrás los máximos resultados con el menor esfuerzo posible. 
  • Con el mejor profesor: quizás en tu entorno no haya buenos profesores de inglés, o no los mejores. Con Classgap puedes contratar al mejor profesor de inglés de cualquier parte del mundo, podrás aprender inglés de cualquier nativo. 

Las clases particulares online son una gran opción y cada vez están más de moda. De hecho en el último año se han multiplicado por cinco. Las clases de inglés son sin duda las más demandadas. 

 

Practicar inglés online

 

Una de las grandes ventajas de aprender inglés online es que te estás asomando a una ventana llena de contenido para practicar inglés. Si vas a dar una clase de una hora o vas a realizar ejercicios de inglés puedes programarte un rato más para ver series, películas o escuchar música de forma activa.

  • Series y películas: hacer una lista es inabarcable y no es muy útil, ya que todo depende de los gustos que tengas. Pero lo que sí es cierto es que puedes usar plataformas como Netflix, HBO o Movistar para filtrar por géneros. Es mucho más fácil aprender inglés con comedias ligeras, películas de animación para niños o pelis de acción.
  • Música: mucha gente ha aprendido inglés con canciones de The Beatles o Coldplay, pero si no te gusta este tipo de música, no va a funcionar. Puedes escuchar el tipo de música que quieras, siempre que lo hagas de una forma activa, usa internet para buscar las letras. Los vídeos con las letras y su traducción son geniales para aprender inglés.
  • Intercambio de idiomas: de la misma forma que hay profesores online, hay personas que quieren hacer videollamada en inglés o chat en inglés. Puedes usar plataformas como Verbling, Tandem o Busuu. 
  • Aplicaciones y ejercicios: en los últimos años se ha popularizado aplicaciones como Duolingo, que de una forma divertida y con ejercicios sencillos te ayuda a practicar cualquier idioma. Puede ser interesante que la uses antes de las clases o en lo días de descanso para no desconectar.  

Un día estudiando inglés online

 

La disciplina es fundamental para aprender inglés online y es lo que más suele costar. Por eso te proponemos una rutina para estudiar inglés que pensamos que funciona. No hace falta que la sigas todos los días, pero entre dos y cinco veces por semana si quieres avanzar.

  • Reserva las clases online: lo recomendable es hacerlo con dos semanas de antelación. De esta forma lo marcas como una prioridad en el calendario y así será mucho más difícil saltarse una clase o que todo se convierta en un caos. Hazlo de forma realista, hazlo en una tarde o mañana que tengas libre para poder dedicarte plenamente a ello. 
  • Calentamiento: entre una hora y media hora antes de la clase intenta realizar algo que tenga que ver con el inglés. Por ejemplo, tareas pendientes, ejercicios con alguna APP o leer diarios en inglés. Aunque no lo hagas de la mejor manera posible y pierdas la concentración cada dos segundos es importantes para ir entrando en el ambiente. Es importante que cuando empieces la clase ya estés pensando más en inglés que en español. 
  • La clase: déjate llevar por el profesor, ahora es él el que manda. Intenta que la clase sea siempre los mismos días de la semana a la misma hora. Una rutina estricta es fundamental para estudiar. El horario de clase será lo más rígido de tu aprendizaje y es lo que marcará el resto de cosas. 
  • Refuerzo ligero: después de la clase descansa un rato, pero ese mismo día y no mucho tiempo después prueba a ver una serie en inglés o una película. Si lo prefieres prueba a tener una conversación de intercambio de idiomas. Algo divertido y ligero que afiance lo aprendido en la clase de ese día. Aprovecha que tu cerebro ha cambiado el chip a otro idioma para empaparte de todo. 
  • Tareas y deberes: no está claro cuándo debes hacer las tareas que tu profesor te mande, pero intenta buscar el equilibrio perfecto entre una clase u otra. Los deberes son igual de importantes que las clases. Lo mejor que puedes hacer es hacerlos los días que no tengas clase en el mismo horario en el que las sueles tener. 

Esta rutina es muy fácil de seguir. Puede que al principio estés un poco perdido, porque dependes mucho de tu fuerza de voluntad. Por eso piensa que las clases que reserves son sagradas y no debes cambiarlas. Dentro de esto serás tú el que marque el ritmo y aprenderás inglés a distancia de la mejor forma posible.