Aprender francés desde cero ¿por dónde empezar?

¿Quieres expandir tu curriculum con una nueva lengua? ¿Sientes que es el momento de aprender francés? Si la respuesta es que sí, te damos la bienvenida a una de las aventuras más divertidas y enriquecedoras que existen. Aprender un idioma es una gran oportunidad no solo para formarte, sino también para conocer gente nueva y viajar a lugares fantásticos sin miedo a los malentendidos lingüísticos. 

¿Te atreves a aprender francés ahora?

Dicho esto, es natural que cuando estás empezando, te sientas desorientado y confuso. Hay miles de recursos a tu disposición y todos son diferentes. Sin embargo, la mejor forma de gestionar el aprendizaje es desde casa y de forma online. No solo porqué estás en un espacio cómodo, sino porqué las nuevas tecnologías actualmente ofrecen todas las herramientas que puedas necesitar para aprender francés rápida y eficazmente.  

Además, si estás empezando desde cero, te será mucho más fácil adaptarte al aprendizaje online que a una persona que siempre lo ha hecho a través de una academia. Puedes poco a poco ir descubriendo el formato que más te gusta, los recursos que más te sirven y la metodología que te funciona mejor. Si quieres descubrir todas las opciones disponibles con detenimiento, echa un vistazo a nuestro artículo sobre todas las formas de aprender francés en casa.

Sin embargo, has dos modalidades de aprendizaje claras y destacables: 

  • Aprendizaje autónomo o por tu cuenta. Tú te lo guisas tú te lo comes. Este sistema es sencillo porqué te hace a ti el amo del plan de estudios. Decides qué quieres estudiar, a qué ritmo y con qué ejercicios. 
  • Aprendizaje con un profesor de francés online. En esta modalidad, tienes un guía para mostrarte el camino más seguro para el progreso. Esta modalidad permite mantener cierta autonomía y a la vez evitar la solitud y la frustración cuando no te salen las cosas. 

Estas dos modalidades no son exclusivas. Puedes empezar con un profesor y pasarte al aprendizaje autodidáctico o empezar por tu cuenta y terminar con un tutor de francés. También puedes combinar ambas si quieres aprender francés más rápidamente. Al final del día, todo depende de tus necesidades, escoge aquello con lo que te sientas más cómodo. Y si no funciona, siempre puedes cambiar.  

 

Aprender francés con un profesor online 

Una lengua nueva para un estudiante es el equivalente a un continente sin descubrir para un explorador del siglo XV. Es un mundo de infinitas oportunidades pero también está lleno de obstáculos y trampas que desconoces.  Por esta razón, puede ser de gran utilidad la figura de un profesor online de francés para que sirva de faro e ilumine el camino que debes seguir. 

Empieza tu clase de francés con un profesor particular
Amélie (5)0100
Jorge (32)0100
Berenice (86)0100

¿Cómo escoger profesor online? En Classgap, existe una amplia variedad de candidatos para todo tipo de niveles. Además, también puedes consultar la experiencia, el horario disponible y su video de presentación. Si todavía no te consigues decidir con esta información, puedes hacer una prueba de 20 minutos gratuita con el candidato. Puedes aprovechar estos minutos para compartir con él tus preocupaciones o necesidades como estudiante. 

 

Aprende francés en el Aula virtual

Uno de los recursos de los que disponen los estudiantes y profesores de Classgap es el aula virtual. Este es un espacio virtual donde se puede trabajar la lengua con tranquilidad y con las herramientas que necesitas. Hay una pizarra virtual, documentos de Google, presentaciónes e incluso la opción de subir apuntes propios.

También dispone de una función para compartir pantalla. Esto puede ser útil si se quiere acceder a recursos online externos a la plataforma, como juegos online, exámenes oficiales u otros. En el caso de los videos de YouTube, hay una pestaña dónde también te deja compartirlos y verlos a la vez. 

En general, el aula virtual es una de las mejores herramientas cuando hablamos de aprendizaje online con un profesor. Es el espacio perfecto para las lecciones y además te aseguras que es un entorno seguro y preparado. El objetivo, en el fondo, es recrear el máximo posible el ambiente de un aula convencional. 

 

Aprende francés con libros de texto 

Este es un recurso totalmente opcional pero recomendable si estás empezando. Muchos profesores ya tienen un plan de estudios en mente y material suficiente para que avances a buen ritmo. Sin embargo, a veces un libro de texto puede darte la estructura en unidades y temáticas que necesitas para seguir avanzando. 

Se vuelven más y más importantes a medida que avanzas. En caso que en un futuro te quieras preparar para un examen oficial, sería interesante echar un vistazo a nuestro post sobre los distintos libros para aprender francés. No solo puedes encontrar un buen libro de texto, sino que quizá encuentres tu próxima novela favorita. 

Por último, si puedes intenta que el profesor particular de francés ponga ejercicios como deberes. Son un recurso tan útil porqué también te dan la oportunidad de seguir practicando una vez la hora con el tutor ha pasado. Haz unos cuantos ejercicios después de cada clase y dominarás el idioma en un abrir y cerrar de ojos. 

 

Aprende francés con un profesor nativo

Al principio de tu aprendizaje, puede que quieras empezar con alguien que también hable tu idioma. Puede ser importante que tengas la oportunidad de comunicar fluidamente en español e ir entrando poco a poco en el francés. Sin embargo, a medida que vayas avanzando, tus necesidades van a cambiar. Y es útil conocer que existe la posibilidad de dar clases con un profesor nativo de francés. 

Encuentra un tutor nativo de francés

Un tutor nativo es alguien que domina la lengua desde que era pequeño. Esto significa que es capaz de enseñarte frases y vocabulario que no salen en los libros de texto. También puede practicar contigo el francés de diferentes contextos, especialmente el francés que se habla en la calle. Hay que tener en cuenta que los nativos siguen usando el idioma como su primera lengua todo el tiempo, así que pueden saber la evolución natural de las palabras más fácilmente. 

Por último, reiterar que los profesores nativos pueden no ser tan útiles cuando estás empezando pero se vuelven una gran herramienta si decides empezar a estudiar niveles más avanzados. Si quieres presentarte a un examen oficial de francés, puedes intentar hacer un par de clases de expresión oral con un tutor de francés nativo para practicar. 

 

Aprender francés por tu cuenta

Este tipo de aprendizaje puede ser beneficioso si estás empezando y no sabes todavía cómo quieres estudiar y lo que necesitas. Es una buena opción para ir familiarizándote con el idioma, las diferentes pronunciaciones y para hacerte una idea de los recursos que tienes a tu alcance para dominar esta lengua. 

Dicho esto, esta modalidad de aprendizaje es más recomendable si se realiza junto a un tutor particular que pueda complementarla. No es una via que deba necesariamente ser exclusivamente individual. Al contrario, puedes complementar de tanto en tanto tu formación autodidacta con una clase de francés en Classgap. 

 

 Series, películas y podcasts para aprender francés

Una de las formas más divertidas de aprender por tu cuenta es a través de contenido audiovisual. Hoy en día, acceder a películas y series en francés no es difícil si dispones de un servicio en streaming como Netflix, HBO y Amazon Prime. Aprovecha su catálogo para explorar los títulos que más te atraigan. 

Esto no solo te permite acostumbrar el oído a la pronunciación nativa, sino que también es una oportunidad para aprender nuevo vocabulario y expresiones del lenguaje más cotidiano. Los diferentes contextos que aparecen suelen ser variados y son una ventana a la observación de los diferentes usos de la lengua. Y si te sientes valiente, siempre puedes quitar los subtítulos y verlo todo en versión original. 

En el caso de los podcasts, la oferta francesa es muy amplia y está llena de propuestas muy interesantes. Si no sabes por dónde empezar, echa un vistazo a nuestro artículo sobre los mejores podcasts para aprender francés. Las propuestas suelen ser educativas pero a medida que vayas progresando puedes descubrir programas radiofónicos de todo tipo. 

 

Tándem lingüístico y la comunidad de las redes sociales

Estudiar por tu cuenta no necesariamente significa vivir una experiencia aislada y solitaria en la que tú lees de un libro de texto confinado en tu habitación sin ver la luz del sol. Puede ser también el momento ideal para conocer gente que esté estudiando el idioma y necesite ayuda. O incluso puedes intercambiar favores con un francés nativo y que te ayude a practicar el idioma a cambio de practicar español.  

Esta bonita comunidad de estudiantes la puedes encontrar de maneras distintas. La principal y la que tiene una relación más directa con el aprendizaje de lenguas es el tándem lingüístico online. Un tándem lingüístico consiste en través de una app conectarte con un estudiante francés que esté estudiando español y dedicar media hora cada uno a hablar en uno de los idiomas. De esta forma, los dos tenéis un compañero con el que ganar fluidez a la hora de conversar en la lengua extranjera. 

Luego, el segundo método más popular para conocer otros estudiantes son, claro esta, las redes sociales. Estos son espacios donde los usuarios pueden compartir sus inquietudes con los demás y poner en común dudas o preguntas que vayan surgiendo durante el aprendizaje. Puedes unirte a grupos existentes o puedes crear uno tu mismo. 

Adicionalmente, también existen apps o cursos online de francés que puedes usar para entender conceptos concretos. Estos recursos te pueden ir bien si quieres matar el tiempo muerto durante un trayecto en tren o mientras esperas en la cola del supermercado. La mayoría los puedes tener en el dispositivo móvil. 

 

Ponte a prueba con nuestro test de francés online

A medida que vayas avanzando, es importante ver en qué nivel te encuentras. Poner a prueba tus conocimientos regularmente es una buena manera de ver tu progreso y detectar tus puntos flojos y fuertes. Además, también puede ser una herramienta perfecta para tu profesor. Si conoce de qué pie cojeas, puede enfocar las lecciones a corregirte.

Haz el test de francés online ahora

Classgap pone a tu disposición un test de francés online rápido y gratuito que no te llevará más de 10 minutos. Solo debes responder unas cuantas preguntas multi respuesta y una pequeña prueba oral. Una vez hayas terminado, obtendrás los resultados de inmediato y podrás empezar a trabajar para mejorarlos. 

Si quieres que sea una evaluación efectiva, siempre puedes intentar hacer el test cada vez que subas de nivel o sientas que has avanzado considerablemente. Las preguntas siempre serán las mismas pero tu comprensión de la lengua no, y seguramente poco a poco irás conquistando los niveles sin problema.