La guía definitiva para aprender francés online paso a paso

El francés es una de las lenguas más bonitas que existen. Escuchar a un francés hablar es de verdad música para los oídos. En cambio, si lo intentamos nosotros, es posible que hagamos de la pronunciación una carnicería. Si no eres nativo o un experto en la lengua, puede ser complicado conseguir el efecto francés deseado.  

Descubre el francés con Classgap

Sin embargo, es hoy en día no hace falta que renuncies a tu sueño de hablar perfectamente esta lengua. Es más, no hace falta que salgas por la puerta de tu casa para conseguir un aprendizaje de calidad y personalizado. En este artículo diseccionamos la mejor forma de aprender francés desde casa. 

¿Cómo puedo aprender francés online?

Las formas de aprender francés en remoto son muchas y muy variadas. Nuestros ordenadores nos han dado la clave para acceder a toda una red de oportunidades desde la comodidad de nuestro hogar. Sin embargo, a veces escoger la que más nos conviene puede ser todo un engorro. Si no tenemos claro cómo queremos aprender, es mejor apostar siempre por el método de aprendizaje que sea más cómodo y completo

En este caso, el formato de aprendizaje más completo ahora mismo es el del profesor particular de francés online. Efectivamente, las lecciones en remoto con un tutor son ahora posibles gracias a una buena conexión wifi y un ordenador bien equipado. Lejos están los desplazamientos a una academia o la necesidad de ordenar la casa para un invitado. 

Con esta oportunidad entre manos, uno puede sentirse un poco abrumado. Es normal que la primera vez con el aprendizaje online sea un tanto desafiante. Es una extraña realidad para aquellos que no lo han probado nunca. Sin embargo, es sin lugar a dudas una  experiencia que si se hace bien, es difícil que sea decepcionante. 

Pero para que entendamos que quiere decir aprender francés con un profesor particular online, a continuación vamos a hacer una lista de pros y contras de este método para comprobar su efectividad.

 

Profesor particular de francés online

Un profesor particular de francés ejerce como guía de tu aprendizaje para que el camino hacia el éxito sea lo menos tortuoso posible. Desde casa, aprender una lengua puede ser una tarea solitaria e infinitamente más complicada si la haces por tu cuenta. Sin embargo, esto es cosa del pasado si decides dejarte aconsejar por un tutor de francés. 

Encuentra el mejor profesor de francés online ahora
Amélie (9)0100
Thibaut (44)0100
Sarah (1)0100

Pros

  • Ahorro de tiempo y dinero: las clases de francés las puedes hacer cuando y dónde quieras. Como hemos mencionado anteriormente, no debes preocuparte más por los desplazamientos ni por hacer desplazar a nadie. El tiempo y el dinero que invertirías ahora son tuyos para gastarlos en otra cosa. 
  • Personalización del aprendizaje: el único estudiante en una clase particular eres tú. Por tanto, la forma de aprender estará totalmente adaptada a tu ritmo y a tus necesidades educativas. Si te cuesta la gramática, puedes trabajar más ejercicios de gramática que de vocabulario. Si por el contrario te preocupa más el speaking, puedes usar esa hora para hablar en francés con el profesor. Tú tomas las riendas de tu aprendizaje. 
  • Flexibilidad horaria: ahora es posible compaginar trabajo, estudios y vida social. No debes sacrificar ninguna de estas cosas. El horario ya no depende de una academia de idiomas. Ahora está en tus manos decidir cuando quieres hacer las clases de francés online. Normalmente existen dentro de las parrillas de profesores online de las plataformas, la opción de ver la disponibilidad de cada profesor con un horario desplegado. 
  • Amplio abanico de profesores para escoger: ya no tienes que conformarte con aquellos profesores de francés que viven cerca de ti. Ahora tienes el mundo a tus pies. En Internet puedes encontrar profesores de francés online de cualquier lugar del planeta. Incluso si quieres ir un paso más allá, puedes escoger profesores nativos de francés para tus lecciones. 

Contras

  • Requiere compromiso y disciplina: este contra es una “desventaja” que no es exclusiva de este método. Si estás estudiando francés por tu cuenta, debes tener en consideración que para llegar a algún lado debes tomártelo en serio. Aprender con un profesor no debe reducirse a una sola hora a la semana. Debes poner de tu parte y seguir aprendiendo a través de ejercicios, actividades prácticas… Incluso cuando sales del aula virtual. 

Dicho esto, la mejor herramienta para hacer clases online de francés es sin duda la plataforma de Classgap. Este servicio de aprendizaje en línea, pone a disposición de los estudiantes una parrilla completa de todos los profesores disponibles para hacer clases particulares. 

Además, también facilita que el estudiante conozca mejor al profesor porqué los perfiles de los profesores cuentan con información sobre su experiencia, la formación que han dado y en general un vídeo de presentación sobre su forma de trabajar. Y si todavía no estás convencido, puedes hacer una prueba gratuita de 20 minutos con él para resolver dudas. 

Una vez te hayas decidido por un candidato, las lecciones las haces en una aula virtual equipada con todas las herramientas que puedas necesitar. Desde pantalla compartida hasta la opción de crear y compartir archivos. Puedes descubrir las herramientas disponibles en este artículo sobre cómo hacer una clase de francés online

Por último, una vez hayas dado al botón de finalizar clase, tienes la opción de valorar tu experiencia, tanto con el profesor como con la plataforma. En Classgap, el feedback es importante para resolver errores y mejorar el servicio. Además, una valoración positiva por tu parte puede ayudar al profesor en cuestión a conseguir más alumnos.

 

Alternativas complementarias para aprender francés

Además de los profesores online, también hay otras herramientas online que puedes usar para mejorar tu nivel de francés. No deberían ser tu única forma de aprender, pero pueden ser un gran complemento a tus clases particulares. Y dentro de esta categoría podemos encontrar:

Apps de idiomas: ahora la educación está disponible en todos los dispositivos. Existen aplicaciones para tu teléfono móvil que te permiten aprender vocabulario y gramática de forma fácil y rápida. Este tipo de aprendizaje normalmente está muy gamificado y cuenta con retos, niveles y recompensas. Hace del aprendizaje de francés un juego entretenido. 

Ejemplo: Existen apps gratuitas que enseñan a través de ejercicios prácticos. A medida que avanzas vas mejorando de nivel y consigues recompensas por tu buen rendimiento. Es una opción bastante buena para complementar a tu profesor particular. 

Comunidades online de estudiantes: a veces la ayuda también puede llegar de las personas que se encuentran en tu posición. Las redes sociales han hecho posible que los estudiantes formen comunidades online para ayudar a resolver dudas o preguntas. Incluso algunos proponen videollamadas grupales por Skype para practicar francés. Es una alternativa interesante especialmente para conocer gente nueva y sentirte un poco más acompañado.

Ejemplo: Estudio de Francés. Esta página de Facebook plantea un espacio dónde estudiantes hispanohablantes puedan conversar 30 minutos por Skype para practicar su speaking o compartir materiales didácticos con el grupo. Como disclaimer, advierte que de ninguna forma deberían esas videollamadas sustituir una clase real con un profesor. 

Blogs para aprender francés: otra alternativa la encontramos en los blogs de idiomas que podemos encontrar en internet. Estos portales pueden ser muy interesantes para descubrir sugerencias, consejos o guías de referencia relativas al aprendizaje de francés. Puedes encontrar información sobre los exámenes oficiales, las mejores películas para ver, u otras formas de aprender menos convencionales. 

Ejemplo: El blog de idiomas. Esta iniciativa no está exclusivamente centrada en el francés, aunque si que cuenta con un apartado para este idioma. En este blog puedes encontrar desde guías para los exámenes del DELF hasta una recomendación sobre los mejores libros de texto, o incluso listas de vocabulario específico. 

 

Aprender francés a nivel elemental

Si eres una persona que empieza de cero, debes empezar aprendiendo a nivel elemental. En el Marco Común Europeo dentro de esta categoría entran el A1 y el A2. Estos son los dos primeros niveles de francés de la tabla de referencia. Eso significa que debes empezar por los conceptos más básicos y construir unas bases a partir de aquí. 

El francés es una lengua que da mucha importancia a la pronunciación. Los franceses suelen ser muy exigentes con la forma en la que suenan las palabras. Por tanto, es interesante trabajar la fonética desde el principio. A medida que aprendas las palabras, pronuncíalas en voz alta y mira cómo las haces sonar. Puedes empezar con un profesor nativo de francés si quieres acostumbrarte des del principio. 

Descubre el mejor profesor nativo de frances online

En el caso del vocabulario, empieza por el más básico. Si empiezas desde cero trata de hacer una lista de grupos léxicos que podrías necesitas si viajas a un país francófono. Dentro de este léxico debemos destacar los números, los días de la semana, los meses, las estaciones, las partes del cuerpo, direcciones, y un largo etcétera. Tendrás el éxito asegurado si construyes una buena competencia léxica desde el principio. 

Luego nos topamos con la gramática, una de las partes más odiadas por los estudiantes de idiomas. Nuestro consejo es que te lo tomes con calma y avances a tu propio ritmo. Siempre que no la dejes a un lado, puedes ir poco a poco. Asegúrate que comprendes los entresijos de la lengua y aprendes de tus errores. 

Ejercicios de gramática: aquí os dejamos las bases que deberías dominar para pasar de nivel.

  • Adverbios básicos
  • Pronombres
  • Saludos y despedidas
  • Pedir direcciones
  • Preguntar o dar la hora y fecha
  • Dar información personal básica

A continuación tenemos el deber de entrenar nuestro oído a la pronunciación francesa. Este ejercicio se puede hacer paralelamente al trabajo con la fonética. Pide a tu profesor de francés que comparta programas de radio, o pequeños registros de audio en que se use la lengua fluidamente. Y trata de descifrar de qué hablan. 

Por último, no olvides dedicar unos 10-15 minutos de la clase a practicar el discurso oral. Mantén una conversación con tu profesor sobre los temas que más te interesen. Piensa que en este nivel no hace falta que distingas registros ni conozcas vocabulario complejo. Trabaja con lo que hayas aprendido. 

 

Aprender francés a nivel intermedio

Este nivel hace referencia al nivel B1-B2 dentro del Marco Común Europeo. Los estudiantes que pertenecen en esta franja tienen las bases fundamentales de la lengua estables y sólidas. Es decir, las columnas pilares son fuertes y pueden aguantar la casa que hay que construir encima. 

En el caso de la pronunciación, eres consciente de las normas principales de la fonética francesa por tanto ahora es momento de trabajar y pulir aquellas palabras o frases más complejas. Es importante que dediques un tiempo a leer en voz alta textos un poco más complejos a los que estás acostumbrado. Prueba las letras y pregunta si tienes cualquier duda. 

Luego tenemos la cuestión del léxico. Si has llegado a este nivel es que conoces el básico para sobrevivir sin demasiados medios en un país francófono. Eso está bien. Sin embargo, es momento de salir de tu zona de confort. Con la ayuda de profesor de francés particular, descubre nuevo vocabulario a través de textos o contenido audiovisual de áreas diversas

Adicionalmente, es muy importante que trabajes la lectura. Con este nivel puedes comprender perfectamente construcciones gramaticales básicas y léxico sencillo. Empezar a leer puede llevarte al próximo nivel mucho más rápido. Es una forma rápida y divertida de familiarizarte con nuevo léxico, nuevos registros y expresiones menos conocidas. 

En cuanto a la gramática, debemos dar un paso más y sumergirte totalmente en sus aguas. Puedes ir a tu ritmo, pero debes estudiar las estructuras gramaticales más complicadas. No hace falta que las memorices, ni mucho menos. Es más importante entender cómo funcionan que memorizar las reglas. 

Algunos ejercicios de gramática que puedes trabajar son:

  • Tiempos verbales: pasado, presente, futuro
  • Excepciones gramaticales
  • Frases condicionales
  • Distintos registros
  • Frases de recomendación

En los libros de texto de francés suele haber un índice bastante claro sobre los distintos puntos a trabajar. Y si en el nivel elemental no te hacían falta, en el intermedio es más que recomendable que tanto tú como tu profesor particular trabajéis con uno. Te ofrece una estructura sólida sobre la que basar tus estudios si luego quieres hacer un examen oficial. 

Para concluir, en este nivel sería beneficioso integrar los conocimientos de gramática a otros aspectos. Es decir, a parte de trabajar la teoría, traer los conceptos aprendidos a una conversación o a una redacción en francés. Es importante vincular la gramática con sus aplicaciones prácticas.  

 

Aprender francés a nivel avanzado

Este es el nivel al que pertenecen los certificados de C1-C2 contemplados dentro del Marco Común Europeo. Son los niveles más avanzados de la tabla. Si estás en esta franja, tienes la casa construida y solo te queda hacer el techo. Es el momento de pulir tus conocimientos y dejarlos impolutos. 

No hace falta ni que hablemos de la pronunciación. Comprendes las normas de la fonética y sabes aplicarlas con habilidad a todas las nuevas palabras que aprendes. Si bien puede que haya que trabajar en algún punto, si tus conocimientos son sólidos no hace falta que le prestes demasiada atención (siempre y cuando tu profesor no diga lo contrario). 

Ahora toca hablar del vocabulario. Llegados a este punto, no buscas ser competente en francés, buscas ser el mejor. Para conseguirlo, debes familiarizarte con léxico de diversos registros, complejos y fáciles, y debes saber aplicarlos tanto en una conversación como en una redacción o ensayo. 

El mejor consejo ya ha aparecido previamente. La lectura es vital para avanzar. Descubre a los autores más famosos de la cultura francesa. Desde Víctor Hugo hasta Guy de Maupassant, no te faltarán buenas novelas para leer. Dedícale veinte minutos a un libro cada día y notarás los beneficios en poco tiempo. 

Este consejo también puede aplicarse a la gramática. Leyendo es más fácil apreciar las aplicaciones prácticas de las normas gramaticales aprendidas. Pues a estas alturas, no se trata de aprender nuevas reglas, sino de integrarlas completamente con éxito. Sabes cómo funciona, ahora solo hace falta demostrar que sabes usarla. 

Por último, si quieres presentarte a un examen oficial debes tomarte muy en serio practicar tu discurso y tus habilidades de oratoria. No tengas miedo y pide a tu profesor particular que dedique sesiones enteras a hablar contigo sobre tópicos diversos. Aquí podría ser beneficioso tener un profesor nativo de francés. A este nivel, sus sugerencias pueden marcar la diferencia en cuanto a expresiones y vocabulario complejo. 

 

Descubre en qué nivel te encuentras con nuestra prueba de francés

Si no sabes a qué categoría perteneces, no te preocupes. Puedes hacer el test gratuito de francés de Classgap y descubrir tu nivel en menos de 10 minutos. Solo debes responder a unas cuantas preguntas multi respuesta y hacer una pequeña prueba oral (opcional en caso de no poder hacerla). Obtendrás los resultados al instante. 

Haz el test de francés y descubre tu nivel

Esta prueba de nivel marca el resultado como un nivel dentro del Marco Común Europeo: A1, B2… Os dejamos una tabla de referencia rápida para que sepáis a qué nivel dentro de los mencionados entra cada uno. 

Nivel elemental A1-A2
Nivel intermedio B1-B2
Nivel avanzado C1-C2

Para cada nivel hay certificaciones oficiales a las que puedes presentarte. Si quieres presentarte a alguna, habla con tu profesor para hacerlo realidad. ¿A qué esperas? Empieza con un tutor de francés ahora.